Monday, December 8, 2008

ACIN: Sentence related to Kidnapping on November 26th in Jambaló, Cauca

La justicia de los pueblos para un nuevo país

12/05/2008

Autor: Tejido de Comunicación ACIN

Foto "Nosotros no somos la excepción, también nos contamina toda la situación que vive el país y somos vulnerables a todo esto, esto nos pone tristes. El pasado 26 de noviembre nos vino la enfermedad, porque unos comuneros nuestros que oyeron una desorientación, se dejaron llevar y cayeron. Como comunidad Nasa estamos llamados a la aplicación del remedio a este gran mal, remedio que se aplica desde el derecho propio, y es así como la naturaleza ha recuperado a muchos de nosotros y ahora estamos caminando por el camino que nos marcaron nuestros mayores...

Por esto, no debemos mirarlos como delincuentes, sino como hermanos nuestros que cometieron un error, que tienen el derecho de reivindicarse y debemos ayudarlos. Nosotros no somos quiénes para señalar, también hemos pasado por diferentes situaciones que de una u otra manera nos hacen culpables, pero rectificamos el camino y ahora estamos por acá". Manifestó, Rodrigo Dagua, Gobernador del Resguardo Indígena de Jambaló al iniciar la asamblea para aconsejar y aplicar el remedio a tres personas capturadas en Jambaló por el secuestro de 7 funcionarios públicos en este territorio indígena.

Al medio día de ayer 04 de diciembre, se dio inicio al espacio de reflexión en la casa del Cabildo de Jambaló bajo la orientación de las autoridades indígenas y de la comunidad participante. Después de las palabras de bienvenida, donde se resaltó la importancia de la asamblea como espacio para aconsejar y para actuar desde el derecho propio, el Gobernador Indígena aseguró que la tarea es "enderezar el camino, porque eso es lo que nos tiene reunidos, porque deben recapacitar, debemos indicarle el camino que nos indicaron nuestros mayores. Debemos ampliar ese camino y volverlo menos escabroso, debemos tener una mentalidad buena para ser un movimiento indígena grande y ejemplo para la humanidad".

Al iniciar el desarrollo de la programación una comunera preguntó por la ausencia de las personas rescatadas. Ante esta inquietud, Eibar Fernández, coordinador del Proyecto Global de Jambaló, indicó que las personas rescatadas aún no han superado el trauma. "Nosotros aceptamos las razones de los afectados, ellos tienen miedo de volver y eso lo debemos respetar. Además falta una persona por capturar y no sabemos si anda en el monte o dónde anda, por eso no hay garantías para ellos", puntualizó Fernández, quien además hizo parte de la mesa coordinadora de la asamblea.

Se dio inicio a la asamblea con delegaciones de la zona alta, media y baja de Jambaló, con representantes de los Cabildos de Pioyá y Pitayó, con autoridades de la ACIN y de los Cabildos Indígenas del norte del Cauca, y en presencia de Víctor Meléndez, defensor del Pueblo y ante los medios de comunicación. Cientos de personas se acercaron a la casa del Cabildo para presenciar la asamblea y participar en la decisión comunitaria que se tomaría para remediar esa enfermedad, que está impregnada en JESÚS ANDAN TRÓCHEZ, REYNEL DAGUA YULE y JESÚS ANTONIO QUITUMBO, autores materiales del secuestro de 6 funcionarios de la Alcaldía de Jambaló y una funcionaria del Ministerio de Educación, que fueron rescatados por la comunidad el pasado 26 de noviembre en el Resguardo indígena de Pioyá.

El secuestro

El pasado 26 de noviembre a las 6:30 de la tarde le informan al Alcalde de Jambaló sobre el posible secuestro de las personas que se desplazaban en una camioneta blanca que siempre llega a la Alcaldía. El Alcalde empezó a verificar y con el apoyo del Cabildo hicieron las llamadas correspondientes. Es así como confirmaron que los secuestrados eran los 7 funcionarios públicos que se desplazaban desde Jambaló hacia Popayán. De inmediato avanzó la guardia indígena de Solapa, Pitayó y Pioyá junto con la comunidad para ir al rescate de ellos. Cerca de las 9:30 pm. identificaron la camioneta en Pioyá y lograron el rescate de 5 secuestrados que dejaron abandonados los delincuentes tras la persecución de la comunidad, así la guardia continúo con la búsqueda por tres horas más, logrando rescatar los otros secuestrados sanos y salvos.

Llamé a unos vecinos de la comunidad de La Ovejera, ellos me dijeron que los secuestraron por la vía a Asnenga, que habían pasado a la vereda Solapa. Inmediatamente pedí hacer un retén en Granadillo, donde todavía no había pasado el carro blanco, pero ellos seguían esperando. Informaron a la vereda El Cármen, allí la emisora comunitaria llamó a la ayuda y a hacer retenes en las vías para detener a personas desconocidas. Vieron donde llegó el carro y siguieron el carro, mientras nos comunicamos con el coordinador de la Guardia sacamos una comisión para la vereda San Juanito, mandando por la Cuchilla otros guardias y otros se quedaron en el Crucero de Solapa. Cabildos y comuneros iban muy cerca. Allí los vimos que veían de regreso, pero Solapa actúo y rescató”, relató Telésforo Fernández.

Hombres, mujeres, niños, ancianos salieron al rescate de los secuestrados, gritando y haciendo ruido por la carretera lograron presionar para que los dejaran abandonados, fue así como la comunidad encontró la camioneta sólo con 5 personas, puesto que los secuestradores ya habían escapado llevándose a la pareja Embús Collo montaña arriba. Cuando los encontraron de inmediato procedieron a identificarlos y los trasladaron hasta la sede del Cabildo Indígena de Pioyá, mientras otra comisión salió tras la pareja que continuaba secuestrada.

Al llegar muy cerca de donde los tenían, los secuestradores intentaron intimidar a la comunidad haciendo tiros al aire y gritando: somos de la Jacobo Arenas no se pueden acercar! Y la comunidad respondió: somos del Cabildo y venimos a rescatarlos!. Entonces los secuestradores salieron corriendo y la comunidad rescató a la pareja a la media noche, llevándola hacia la sede del Cabildo donde aguardaban cientos de personas para reunirse con ellos. Cerca de las 2:00 a.m. cuando por fin llegaron al cabildo se reunieron todos. En ese espacio los guardias informaron de todo el proceso, y las autoridades ratificaron su posición política de autonomía y de defensa de la vida y del territorio, y su rechazo contundente a la lucha armada. Por esto coincidieron en realizar una audiencia pública para entregar a los rescatados delante de las autoridades competentes y dejar claro ante los medios de comunicación que así como resisten las acciones de las Farc, también lo hacen con el terror de la fuerza pública que somete a los pueblos.

La Captura de los implicados


A pesar de que ya la comunidad había rescatado a los funcionarios públicos, persistieron en la búsqueda de los culpables de este delito y por esto no descansaron ni un solo instante. La guardia indígena siguió vigilando las vías, no se fueron a dormir a pesar del cansancio ocasionado por la persecución que habían adelantado desde las 6:30 de la tarde hasta las 5:00 de la mañana cuando regresaron de Pioyá a Jambaló.

El mismo día se capturó a las 9:48 de la noche a un sospechoso en ese trayecto y fue trasladado hacia la comunidad de Solapa. El jueves en la mañana la comunidad de Paletón informa que había detenido a otro joven que venía revolcado, sucio y mojado. Él no hace resistencia, se entrega y confiesa. Por descuidos y el cansancio de la guardia se escapa, cuando se vuela lo persiguen y se tira al río. Él se iba a escapar por el río, nuevamente lo capturan y allí se entrega, siendo trasladado a Jambaló a eso de las 7: 00 p.m. Luego se captura a otro sospechoso y en la madrugada reconoce que si hizo parte del secuestro. Entonces ya tres habían reconocido que eran parte de este hecho ante el Cabildo, otro fue entregado a la Fiscalía y otro aún está huyendo. No vamos a descansar hasta capturarlo, tarde que temprano tendrá que rendirnos cuentas”, declaró un guardia indígena de Jambaló.

Por la seguridad de los secuestradores las autoridades debieron llevarlos hasta San Francisco, municipio de Toribío, donde fueron ubicados en una celda al cuidado de la guardia. “Es difícil para el equipo jurídico y para los que hemos estado allí saber si la información que nos dieron es la que los llevó a actuar de esa manera. En su conciencia como autores materiales está que si lo que dicen es verdad, entonces deben pedir disculpas por este error trágico que cometieron porque estamos en un ejercicio de competencia de autoridad. Además el secuestro se juzga así sea un minuto que hayan sido privados de la libertad", reveló Eibar Fernández.

José Reinel Dagua, Jesús Adán Tróchez y Jesús Antonio Quitumbo comuneros de este resguardo después de ser capturados, fueron sometidos a varios interrogatorios para adelantar el proceso de investigación que lleva el programa jurídico del Cabildo, al igual que los testigos que lograron ver situaciones comprometedoras con el hecho, y la guardia indígena que participó en el rescate y en la captura de los mismos. Esta investigación continúa porque las autoridades no se conforman con que ellos se declaren culpables, si no que van a seguir investigando hasta que los autores intelectuales de este secuestro caigan y vengan a rendir cuentas ante las autoridades indígenas y la comunidad jambalueña.

Los implicados y sus familiares


Reconocer el error más grande. Que las autoridades me juzguen, pedir disculpas y perdón. A los niños que no tomen el ejemplo mío”. José Reinel Dagua

“Perdón a mi familia, a la comunidad y al barrio. Fui utilizado para esto. No se nada más
”. Jesús Adán Tróchez

“Disculpas a la comunidad por el error que cometí, reconozco que esto fue lo que pasó, pido perdón a toda la vereda. La investigación está clara, eso es lo que hemos dicho. Yo acepto lo que la comunidad diga”. Jesús Antonio Quitumbo.

A pesar de la presión de las autoridades y de la comunidad misma para que los detenidos confesaran quién los mandó a cometer el secuestro, se negaron a hablar. De igual forma, se mencionó que el hombre que está huyendo es miliciano activo y las autoridades no descansarán hasta traerlo a rendir cuentas a la comunidad. “Les queremos demostrar que no estamos con las Farc, que vean lo que hacemos, no estamos con las Farc, aquí castigamos a todo el que hace desorden. La Guardia Indígena va a controlar el territorio”, asintió el coordinador del Proyecto Global.

Mientras que los detenidos optaron por pedir disculpas y no confesar quien los mandó a cometer el delito, los familiares además de disculparse con los afectados, pidieron clemencia con los acusados que para ellos son sólo víctimas de influencias externas y de la falta de oportunidades que hay en la comunidad para que estas personas puedan trabajar.

Ante la comunidad debe pedir el perdón a niños, niñas, mayores, mayoras y a los afectados. Por eso marchamos a Cali, por eso marchamos a Bogotá, porque hemos hecho este ejercicio en defensa de la vida y del territorio mismo. Eso es una enfermedad que ha cargado en muchos de nosotros. Esto lo trajeron a los pueblos indígenas, lo trajeron desde el occidente. Esa enfermedad ha ido creciendo, pero la naturaleza es más grande que la enfermedad. Pida perdón de corazón. Si los actores armados tuvieron que ver aquí, tenemos que acercarnos a esta gente y decir ya no más, nosotros no parimos a nuestros hijos para la guerra y para que los utilicen como carnada. Tanto la derecha y la izquierda han perjudicado a nuestros niños y jóvenes. Deben respetar el territorio para que crezca la vida. Hoy han usado a nuestras familias, consecuencias vendrán. Ojalá la naturaleza nos de la fuerza para asumir este reto” afirmó Flor Ilba Tróchez, ante su hermano y la comunidad.

Seguidamente, otro familiar de los detenidos aseguró que se debía analizar las causas que los llevó a cometer el error, porque “todos los dedos de las manos no son iguales, hay que tener en cuenta por qué lo hicieron. Esto es muy duro, uno delante de ustedes aquí decir por qué lo hice. La situación económica es muy dura. Disculpas a la asamblea, al barrio y a todos los amigos

La propuesta para la sanción

El gobernador Indígena de Jambaló explicó la complejidad del caso e insistió en que el Derecho Propio es lo que se debe fortalecer como pueblos indígenas. En ese sentido, presentó la propuesta de sanción que surgió después de muchas reuniones y análisis entre el equipo jurídico y las autoridades del Cabildo.

La denuncia de este secuestro ya está implantada en la Fiscalía, esto se tuvo que hacer porque como funcionarios públicos estaban obligados a hacerlo, de lo contrario caerían en prevaricato por omisión y hasta podrían ser investigados por no poner la denuncia ante las autoridades gubernamentales. De otro lado, la Jurisdicción Especial Indígena en las faltas contra la integridad personal, en el artículo 29, dice que quién secuestre a un comunero o se autosecuestre se le aplicará remedio según las investigaciones. De todos modos, nos preocupa la colisión de competencias entre la Jurisdicción Indígena y la Fiscalía. Nos preocupa el compañero Haycer que está de huída porque es miliciano activo de la guerrilla y fue quién utilizó a los demás compañeros para cometer el ilícito”, aseguró el Gobernador.

Es decir, que la preocupación es porque desde la Jurisdicción Indígena no se juzga rebelión, entonces así el Cabildo los pida para asumir el proceso por la justicia indígena, la Fiscalía no los entregará. “Como los pueblos indígenas desde nuestra posición de autonomía no compartimos la lucha armada, hemos sido claros con los comuneros y les hemos dicho que si se meten a las Farc, el Cabildo no los va a defender y si los coge la justicia ordinaria tienen que ser juzgados por esa justicia y no por el Derecho Propio así sean indígenas, excepto si el delito se comete dentro del territorio indígena con personas de la comunidad, que fue lo que sucedió en este caso concreto”, argumentó el líder Indígena Arquimedes Vitonás en conversaciones con el Tejido de Comunicación de ACIN. Para el caso de la fuerza pública se actúa de la misma manera, es decir, que si un indígena que está pagando servicio en el Ejército Nacional o la Policía comente un delito dentro del territorio, deberá ser armonizado, remediado y sancionado desde el derecho propio.

Con base a lo anterior, la comisión jurídica en cabeza del Gobernador propone que si a un compañero indígena que fue entregado a la Fiscalía se le van a dar 16 años de cárcel por el mismo delito, a estas tres personas también se les deben dar 16 años de patio prestado. “En cualquier momento la autoridad los puede restablecer a su comunidad y acogerlo en el seno de su familia con condiciones y criterios. Se pueden mandar a patio prestado, pero según su comportamiento, trabajo y decisión de apoyar esta causa y de querer rehabilitarse, entonces se da la posibilidad de que una vez ellos estén pagando esa sentencia, cuando haya transcurrido un tiempo de 6 o 7 años, sean reintegrados pero sometiéndose a las condiciones de la asamblea y si vuelven a caer en la enfermedad volverán a pagar la pena completa.

Esto fue lo que salió de todos los análisis pensando en la seguridad de los compañeros porque la guerrilla dijo que no era autoria de ellos, que no enviaron a secuestrar a nadie, seguramente se estarán lavando las manos, eso no lo sabemos, pero si así lo dicen pueden proceder contra los implicados y nosotros como Cabildos no tenemos las condiciones de prestarles seguridad. Y si ya tienen orden de captura de la Fiscalía, llegan y les echan mano. Entonces las recomendaciones desde la investigación y lo cultural, es hacer lo que se propone para que ustedes tomen la mejor decisión y nosotros como autoridades lo hacemos operativo
”, finalizó el Gobernador.


Decisión de la comunidad

Después de escuchar las conclusiones de la investigación, las palabras de los implicados y sus familiares, las declaraciones de los testigos y las recomendaciones del Cabildo, la comunidad se tomó media hora para discutir la propuesta en comisiones de trabajo. Fue así como regresaron con tres preguntas para que la comunidad votara en plenaria levantando la mano, si estaban de acuerdo con alguna de ellas.

1. ¿QUIÉN ESTÁ DE ACUERDO CON 20 FUETAZOS Y UN MINUTO DE CEPO?
2. ¿QUIÉN ESTÁ DE ACUERDO CON 20 FUETAZOS Y TRES MINUTOS DE CEPO?
3. ¿QUIÉN ESTÁ DE ACUERDO CON EL PATIO PRESTADO A 15 AÑOS, PREVIA REBAJA DE CONDENA POR BUEN COMPORTAMIENTO A LOS
6 AÑOS Y LIBERTAD CONDICIONAL DE NUEVE AÑOS (9) (casa por cárcel) PARA COMPLETAR LA CONDENA?


El resultado fue un no rotundo a la primera pregunta porque nadie levantó la mano, mientras 85 comuneros levantaron la mano apoyando la segunda pregunta, pero la mayoría optó por la última, puesto que 136 personas estuvieron de acuerdo en que los señores implicados en el secuestro de las 7 personas, quedaran condenados por la comunidad con quince años (15) de cárcel, con previa rebaja de pena a los 6 años y libertad condicional de nueve (9) años, siempre y cuando el buen comportamiento lo amerite.

Finalmente, los implicados en el delito se comprometieron a corregir su comportamiento tanto en la comunidad, como en la sociedad y a no continuar con estos delitos. Aseguraron no tomar represalias contra las personas que dieron declaraciones e investigaron el caso, ni contra los afectados. Es así como los comuneros JESÚS ANDÁN TRÓCHEZ, REYNEL DAGUA YULE y JESÚS ANTONIO QUITUMBO, quedaron bajo el seguimiento de la comunidad, la Junta de Acción Comunal de las Dalias en coordinación de la Directiva del Cabildo y de la Comisión Jurídica.

Así terminó la asamblea, con una decisión conciente e informada desde la comunidad. Donde además de sancionar a los secuestradores se hizo una pequeña reflexión de las falencias que ha tenido el Cabildo en la resolución de casos anteriores, donde a pesar de que se hace el remedio correspondiente, algunas personas siguen cometiendo delitos. Ante esto, Eibar Fernández fue muy claro en decir que si esos casos se han presentado, la responsabilidad es de todas y todos los comuneros, porque son ellos quienes en asamblea tomaron las decisiones. Es claro entonces, porqué optaron en esta ocasión por la celda prestada, además el Cabildo fue enfático en manifestar que no tienen la capacidad económica para que los secuestradores hagan trabajo comunitario en vigilancia de la guardia indígena y menos para garantizar su seguridad.