Thursday, April 22, 2010

CIP Provides us with a Startling Statistic to Remind us of the Tragic War in Colombia

It’s a good idea to visit the Colombian Defense Ministry’s website every once in a while to view their latest “Operational Results” report (PDF). You get a long powerpoint presentation with the official versions of statistics about the country’s security situation.

You also find some really shocking numbers. Take combat deaths, for instance.

Between 2002 and the end of March 2010:

  • 13,653 members of “subversive groups” have been killed.
  • 1,611 members of “illegal self-defense groups” were killed between 2002 and 2006 (source is an older version of the same report – PDF).
  • 1,080 members of “criminal gangs” have been killed since 2007.
  • 4,571 members of the security forces were killed in acts of service.

That’s a total of 20,915 people. Most of them young Colombians — many under 18 years of age — serving as foot-soldiers or low-level recruits in the armed forces, the FARC, the ELN or the paramilitaries.

And that’s combat deaths only. This horrifying statistic does not include civilians killed or disappeared in conflict-related violence, which the Colombian Commission of Jurists estimates (PDF) at 14,028 people between mid-2002 and mid-2008. It does not count people wounded, whether by combat, terror attacks or landmines. It does not include the 2.4 million people that CODHES (PDF) estimates were displaced since 2002. (It may, unfortunately, include thousands of civilians falsely presented as armed-group members killed in combat.)

Had the FARC and the Colombian government successfully concluded good-faith negotiations between 1998 and 2002, these 20,915 people would be alive today. That is the cost of the failed peace process of the Pastrana years. It is also the cost of the “successful” security policies of the Uribe years.

Perhaps the most important task Colombia’s next president will face is how to avoid the combat deaths of another 20,915 Colombians over the next eight years. (Plus the civilian dead, disappeared, wounded and displaced.) How to break with a war of attrition which — with as many as 20,000 guerrillas and “new” paramilitaries still active in Colombia — promises to drag on for many more years.

Proposing and pursuing a policy other than continued war will take great political courage. But if a Colombian leader chooses this path, the Obama administration must support him or her unequivocally. The numbers alone demand it.

Evo on Earth Day: Greatest Threats to Planet Come from Capitalism

Published on Wednesday, April 21, 2010 by Environment News Service (ENS)

Bolivian President Blames Capitalism for Global Warming

COCHABAMBA, Bolivia - Bolivian President Evo Morales said capitalism is to blame for global warming and the accelerated deterioration of the planetary ecosystem in a speech today opening an international conference on climate change and the "rights of Mother Earth."

[Bolivian President Evo Morales addresses indigenous, environmental and civil society delegates. 'We all have the ethics and the moral right to say here that the central enemy of Mother Earth is capitalism,' he said. (Photo courtesy ABI)]Bolivian President Evo Morales addresses indigenous, environmental and civil society delegates. 'We all have the ethics and the moral right to say here that the central enemy of Mother Earth is capitalism,' he said. (Photo courtesy ABI)
More than 20,000 indigenous, environmental and civil society delegates from 129 countries were in attendance as President Morales welcomed them to the conference at a soccer stadium in the village of Tiquipaya on the outskirts of the city of Cochabamba.

"The main cause of the destruction of the planet Earth is capitalism and in the towns where we have lived, where we respected this Mother Earth, we all have the ethics and the moral right to say here that the central enemy of Mother Earth is capitalism," said Morales, who is Bolivia's first fully indigenous head of state in the 470 years since the Spanish invasion.

Morales is the leader of a political party called Movimiento al Socialismo, the Movement for Socialism, which aims to give more power to the country's indigenous and poor communities by means of land reforms and redistribution of wealth from natural resources such as gas.

"The capitalist system looks to obtain the maximum possible gain, promoting unlimited growth on a finite planet," said Morales. "Capitalism is the source of asymmetries and imbalance in the world."

The Bolivian president called this conference in the wake of what he considered to be failed United Nations climate negotiations in Copenhagen in December.

Those talks produced a weak political agreement, the Copenhagen Accord, instead of a strong, legally-binding set of limits on greenhouse gas emissions to take effect at the end of 2012, as Bolivia and many other countries had hoped.

Named "World Hero of Mother Earth" by the United Nations General Assembly last October, today, President Morales warned of dire consequences if a strong legally-binding agreement to limit greenhouse gas emissions is not reached.

A new agreement is needed to govern greenhouse gas emissions after the first commitment period of the Kyoto Protocol expires at the end of 2012. This year's round of international negotiations towards an agreement began earlier this month in Bonn, Germany, and the next annual United Nations climate conference is scheduled for Cancun, Mexico from November 29.

"Global food production will be reduced by approximately 40 percent and that will increase the number of hungry people in the world, which already exceeds a billion people," Morales warned. "Between 20 and 30 percent of all animal and plant species could disappear."

Global warming will cause the melting of the polar ice caps and the glaciers of the Andes and the Himalayas, and several islands will disappear under the ocean," he warned.

The convocation this morning included a multi-cultural blessing ceremony by indigenous peoples from across the Americas. Speeches by representatives of social movements from five continents focused on the urgency of the climate crisis and the need for bold action that protects both human rights and the environment.

The delegates are meeting in working group sessions this week to develop strategies and make policy proposals on issues such as forests, water, climate debt, and finance.

President Morales has pledged to bring these strategies and proposals to the UN climate conference in Cancun.

"We have traveled to Bolivia because President Morales has committed to bring our voices to the global stage at the next round of talks in Cancun," said Jihan Gearon of the Navajo Nation in Arizona, who is a native energy organizer with the Indigenous Environmental Network.

"Indigenous rights and knowledge are crucial to addressing climate change, but the United States and Canada have not signed on to the UN Declaration on the Rights of Indigenous Peoples, and are pushing corporate climate policy agendas that threaten our homelands and livelihoods," Gearon said.

"President Morales has asked our recommendations on issues such as REDDs [Reducing Emissions from Deforestation and Degradation]," said Alberto Saldamando, legal counsel for the International Indian Treaty Council.

"REDD is branded as a friendly forest conservation program, yet it is backed by big polluters," Saldamando said. "REDD is a dangerous distraction from the root issue of fossil fuel pollution, and could mean disaster for forest-dependent indigenous peoples the world over."

"We are here from the far north to stand in solidarity with our brothers and sisters of the South," said Faith Gemmill, executive director of Resisting Environmental Destruction on Indigenous Lands (REDOIL), who spoke from the stage at the invitation of President Morales. "We have a choice as human kind - a path of life, or a path of destruction. The people who can change the world are here!"

Tuesday, April 20, 2010


“Los derechos humanos y los derechos de la naturaleza son dos nombres de la misma dignidad”

Lamentablemente, no podré estar con ustedes. Se me atravesó un palo en la rueda, que me impide viajar.

Pero quiero acompañar de alguna manera esta reunión de ustedes, esta reunión de los míos, ya que no tengo más remedio que hacer lo poquito que puedo y no lo muchito que quiero.
Y por estar sin estar estando, al menos les envío estas palabras.

Quiero decirles que ojalá se pueda hacer todo lo posible, y lo imposible también, para que la Cumbre de la Madre Tierra sea la primera etapa hacia la expresión colectiva de los pueblos que no dirigen la política mundial, pero la padecen.

Ojalá seamos capaces de llevar adelante estas dos iniciativas del compañero Evo, el Tribunal de la Justicia Climática y el Referéndum Mundial contra un sistema de poder fundado en la guerra y el derroche, que desprecia la vida humana y pone bandera de remate a nuestros bienes terrenales.

Ojalá seamos capaces de hablar poco y hacer mucho. Graves daños nos ha hecho, y nos sigue haciendo, la inflación palabraria, que en América latina es más nociva que la inflación monetaria. Y también, y sobre todo, estamos hartos de la hipocresía de los países ricos, que nos están dejando sin planeta mientras pronuncian pomposos discursos para disimular el secuestro.

Hay quienes dicen que la hipocresía es el impuesto que el vicio paga a la virtud. Otros dicen que la hipocresía es la única prueba de la existencia del infinito. Y el discurserío de la llamada “comunidad internacional”, ese club de banqueros y guerreros, prueba que las dos definiciones son correctas.

Yo quiero celebrar, en cambio, la fuerza de verdad que irradian las palabras y los silencios que nacen de la comunión humana con la naturaleza. Y no es por casualidad que esta Cumbre de la Madre Tierra se realiza en Bolivia, esta nación de naciones que se está redescubriendo a sí misma al cabo de dos siglos de vida mentida.

Bolivia acaba de celebrar los diez años de la victoria popular en la guerra del agua, cuando el pueblo de Cochabamba fue capaz de derrotar a una todopoderosa empresa de California, dueña del agua por obra y gracia de un gobierno que decía ser boliviano y era muy generoso con lo ajeno.

Esa guerra del agua fue una de las batallas que esta tierra sigue librando en defensa de sus recursos naturales, o sea: en defensa de su identidad con la naturaleza.
Hay voces del pasado que hablan al futuro.

Bolivia es una de las naciones americanas donde las culturas indígenas han sabido sobrevivir, y esas voces resuenan ahora con más fuerza que nunca, a pesar del largo tiempo de la persecución y del desprecio.

El mundo entero, aturdido como está, deambulando como ciego en tiroteo, tendría que escuchar esas voces. Ellas nos enseñan que nosotros, los humanitos, somos parte de la naturaleza, parientes de todos los que tienen piernas, patas, alas o raíces. La conquista europea condenó por idolatría a los indígenas que vivían esa comunión, y por creer en ella fueron azotados, degollados o quemados vivos.

Desde aquellos tiempos del Renacimiento europeo, la naturaleza se convirtió en mercancía o en obstáculo al progreso humano. Y hasta hoy, ese divorcio entre nosotros y ella ha persistido, a tal punto que todavía hay gente de buena voluntad que se conmueve por la pobre naturaleza, tan maltratada, tan lastimada, pero viéndola desde afuera.

Las culturas indígenas la ven desde adentro. Viéndola, me veo. Lo que contra ella hago, está hecho contra mí. En ella me encuentro, mis piernas son también el camino que las anda.

Celebremos, pues, esta Cumbre de la Madre Tierra. Y ojalá los sordos escuchen: los derechos humanos y los derechos de la naturaleza son dos nombres de la misma dignidad.

Vuelan abrazos, desde Montevideo.
* Hoy empieza en Cochabamba, Bolivia, la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, convocada por el presidente boliviano Evo Morales.

Monday, April 12, 2010

Feliciano Valencia: La paz que merecemos se gana con la resistencia por la libertad.


El hecho es que ante el reflujo de la derecha a través de golpes y procesos electorales, se requiere la acción consciente de resistencia de los pueblos. El hecho es que Feliciano Valencia no es el criminal, sino quienes lo arrestan y mientras el no esté en libertad y sus victimarios enfrentando a la justicia, no nos dejarán en paz. La paz que merecemos se gana con la resistencia por la libertad.

La Consejería de la Asociación de Cabildos del Norte del Cauca – ACIN, convoca a Audiencia Pública hoy, 11 de abril de 2010, en la Ciudad de Popayán, con carácter urgente, para exigir la libertad de Feliciano Valencia.

Feliciano Valencia fue trasladado a la fiscalía sexta especializada de la capital del Departamento del Cauca, por parte de agentes del DAS, de manera irregular, tras su arresto ilegal e inconstitucional en el aeropuerto de Cali en la tarde de ayer. Nuestro compañero, líder indígena y vocero de de la Minga, debe ser puesto en libertad de manera inmediata, pero también, debe permitírsele realizar su trabajo y gira internacional como vocero de la Minga de Resistencia Social y Comunitaria. La concentración que comienza en estos momentos en la ciudad de Popayán es, precisamente, para rechazar el flagrante y desvergonzado ataque del Gobierno contra la Minga a través de la detención ilegal de nuestro líder. Este hecho refleja una escalada evidente de la agresión de la "seguridad democrática" contra la libertad y los derechos de los pueblos y obliga a la comunidad a declararse en asamblea permanente.

El hecho es que el Gobierno y el DAS, haciendo gala de su reconocido quehacer criminal que abarca desde "falsos positivos", autoatentados, actos terroristas, desapariciones forzadas y vínculos con el narcotráfico a la vez que persecuciones ilegales contra civiles y opositores (chuzadas), con pleno conocimiento de su violación a la Constitución y a la justicia, proceden ahora a arrestar a Feliciano. El DAS, autor de manuales para perseguir opositores entre quienes se incluyen niñas y niños hijos de civiles inermes, no tiene autoridad ni legitimidad para realizar este tipo de acciones. Este hecho pone en evidencia la desfachatez con la que, a pesar de haber sido objeto de verguenza en el ámbito internacional por su quehacer delictivo, actúa un Gobierno y una institución bajo la dirección de la Presidencia de la República contra la poca libertad que queda en Colombia.

Denunciamos que el Gobierno y el Estado Colombiano se encuentran en manos de criminales, ocupado por bases militares de los Estados Unidos y, por ello, convocamos a la protesta y a la movilización en resistencia. La audiencia que comienza hoy en Popayán se mantendrá hasta lograr la libertad de Feliciano. Feliciano fue trasladado de manera irregular a Cali, de allí a Palmira y, tras no saberse si lo habían desaparecido, es llevado a Popayán, en un procedimiento que refleja una maniobra ilegal que le complica el procedimiento a sus perpetradores. Se trata de impedir que la Minga se conozca fuera del país. Se trata de silenciar a otro líder popular entre muchos que han sido perseguidos, desaparecidos, judicializados, asesinados y desterrados por realizar su labor pedagógica, política y de lucha civil desde y con los pueblos. La tarea del DAS y del Gobierno es callar el pensamiento y la conciencia con la persecución selectiva.

El hecho es que mientras esto sucede, se han reiniciado las masacres, recientemente en Suárez Cauca, otro indígena en Córdoba (hoy hay noticia de otra masacre contra indígenas Awá). Ante los resultados electorales recientes y el triunfo de la derecha como derecha, como parapolítica, como "libre comercio", como "confianza inversionista" y también como un Centro que concuerda con la derecha, la seguridad democrática se siente ratificada en el poder y procede a perseguir, judicializar, asesinar, masacrar, difamar, desplazar y negar derechos y libertades, en cuanto sienten que tienen el respaldo y el poder para profundizar su proyecto de muerte al servicio de la codicia. El hecho es que las mismas prácticas delincuenciales desde Gobiernos al servicio de intereses económicos criminales y transnacionales se aplican en Chile contra líderes del pueblo Mapuche (recientemente condenado a más de cien años de prisión un líder Mapuche), en Panamá, en México y en Honduras, donde siguen asesinando líderes de la resistencia popular con total impunidad. Circulan listas negras internacionales y la derecha de la "Gran Alianza" que abarca los gobiernos afines al capital desde Canadá y Estados Unidos hasta Chile, coordina estrategias comunes de persecución, propaganda, terror y legislación de despojo. El hecho es que ante el reflujo de la derecha a través de golpes y procesos electorales, se requiere la acción consciente de resistencia de los pueblos. El hecho es que Feliciano Valencia no es el criminal, sino quienes lo arrestan y mientras el no esté en libertad y sus victimarios enfrentando a la justicia, no nos dejarán en paz. La paz que merecemos se gana con la resistencia por la libertad.

From ACIN: Feliciano Libre, Pero los Pueblos, No.

Feliciano Valencia está fuera de la cárcel, pero ni el ni los pueblos estamos en Libertad

Feliciano Valencia fue dejado en libertad aunque el proceso en su contra y en contra de otros líderes indígenas que incluyen a la líder Aida Quilcué continúa. La libertad de Feliciano fue concedida en la medida en que se pudo demostrar en derecho que no es un riesgo para la comunidad, que no continuará delinquiendo ni alterando pruebas, entre otras razones.

El recuento que hace el abogado Jorge Triviño, quien actúa en representación de la ACIN, documenta con absoluta contundencia que se trata de una falta de reconocimiento a la jurisdicción y a los derechos constitucionales de los pueblos indígenas, transformando en reos a quienes se han ceñido de manera estricta a la Ley y a la Constitución Nacional.

La intención de desconocer los derechos indígenas para proceder a perseguir a estos pueblos queda en evidencia. Feliciano no puede salir del país a continuar con su trabajo como vocero de la Minga Social y Comunitaria. Las cinco personas falsa y criminalmente sindicadas de secuestro y lesiones personales, están en riesgo inminente de ser capturadas y judicializadas.

Esta libertad restringida de Feliciano, no resuelve el asunto que pone en evidencia: el Estado Colombiano, su Gobierno y autoridades de la Fiscalía, del DAS y jueces, de manera ilegal, criminal y perversa han decidido actuar en contra de los derechos ancestrales de los pueblos originarios. Se requiere de un rechazo internacional inmediato y contundente a esta flagrante violación del derecho y la Constitución.

Este es un precedente no solamente para Colombia, sino desde Colombia: los pueblos indígenas que actúen según sus usos y costumbres en sus territorios, para defender la justicia y armonía, se convierten en sujetos de persecución legal y son perseguidos como criminales. Los criminales capturados en flagrancia cometiendo delitos a nombre del Estado contra los pueblos indígenas y sometidos a procedimientos de justicia como consecuencia de su propia confesión, son tratados como víctimas. Esa es la justicia desde Colombia con los pueblos indígenas.

Quienes los persiguen y violan sus derechos, son convertidos por el Estado en víctimas y las víctimas son perseguidas y castigadas. Esta aberración refleja la calidad de las instituciones que se han establecido contra los pueblos y el derecho. Celebramos que Feliciano esté fuera de la cárcel, a pesar del maltrato que le dieron. Pero no celebramos ni su libertad ni la de nuestro pueblo, sometido a la corrupción y a servirse de las instituciones de justicia para violar y negar los derechos de los pueblos


Santiago de Cali, 10 de Abril de 2010

Acción Urgente!!!

Las Organizaciones abajo Firmantes responsabilizamos al gobierno nacional por la persecución política, amenaza permanente y actual detención arbitraria de la que ha sido víctima el líder indígena FELICIANO VALENCIA, a su vez manifestamos nuestro rechazo por impedirle su participación como vocero de la Minga de Resistencia Social y Comunitaria en dos importantes eventos internacionales el primero en la ciudad de Buenos Aires Argentina y el segundo en Cochabamba Bolivia. Exigimos sea puesto en libertad de manera inmediata y se garantice su presencia en las actividades programadas.

Feliciano Valencia Autoridad indígena, Concejero de Paz de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, fue detenido por el Departamento Administrativo de Seguridad DAS, quienes manifiestan que obra en su contra una orden de captura desde el mes de Febrero de 2010. Lo cual consideramos es otro montaje de la justicia colombiana y de sus organismos de seguridad. Si hubiese orden de detención desde febrero siendo una autoridad pública como lo es FELICIANO VALENCIA que permanentemente esta en actos públicos y reuniones con el alto gobierno, porque esperaron hasta hoy para detenerlo, justamente cuando debía cumplir una importante agenda internacional.

La privación de la libertad de FELICIANO VALENCIA se presento a las 3: 30 p.m. cuando el dirigente indígena salía del Aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón de la Ciudad de Palmira Valle del Cauca, rumbo a Argentina con el fin de participar de un evento internacional que se realizara del 11 al 15 de Abril en la Ciudad de Buenos Aires.

Feliciano Valencia fue conducido a las 6:00 p.m. desde el Aeropuerto a las instalaciones del DAS ubicadas en la Av3 A N 50 N-20 en la ciudad de Cali. Inicialmente los miembros del DAS, quienes a pesar de la solicitud de los abogados no han presentado la orden de captura a la que hacen referencia, manifestaron que solo hasta el día lunes 12 de abril cuando la Fiscalía del Municipio de Piendamo esté en funcionamiento aclararan su situación jurídica, por lo cual el dirigente indígena FELICIANO VALENCIA se mantendrá privado arbitrariamente de la libertad en los calabozos del DAS hasta el día lunes. Ante la exigencia de esclarecer esta detención ilegal por parte de diversos organismos nacionales e internacionales los miembros del DAS, manifestaron a los abogados que el día de mañana domingo 11 de abril trasladaran a FELICIANO VALENCIA a la ciudad de Palmira para adelantar las diligencias judiciales.

La información con la que se cuenta da a entender que la presunta orden de captura se relaciona con los hechos sucedidos el 16 de Octubre de 2008, en los que el miembro del Ejército Colombiano Jairo DANILO CHAPARRAL SANTIAGO, fue sorprendido por la guardia indígena portando un morral con camuflados, radios de comunicaciones y manuales de armas y explosivos que, según el testimonio de su madre, luego deberían ser encontrados por la policía para implicar a la Minga de Resistencia Social y Comunitaria con algún grupo guerrillero, según lo dispuesto desde la dirección de inteligencia del Batallón de contraguerrilla número 15 'Libertadores', donde el suboficial de origen indígena cumplía sus labores. [1]

En Junio de 2009 el gobierno colombiano por intermedio de la Fiscalía General de la Nación, ordeno la captura de cinco autoridades indígenas del Cauca, acusándolos de manera arbitraria de “delitos de secuestro agravado y lesiones personales agravadas la Fiscalía emitió solicitud de Audiencia Preliminar (orden de captura) contra 5 autoridades indígenas entre las que se encuentran los voceros de la Minga de Resistencia Social y Comunitaria FELICIANO VALENCIA y AIDA MARINA QUILCUÉ. (Ver anexo No. 1)

Feliciano Valencia fue invitado por la organización Alemana Fundación Rosa Luxemburgo (RLS) como vocero de la Minga de Resistencia Social y Comunitaria para hacer parte del Laboratorio Internacional "Estrategias alternativas al desarrollismo" el cual sesionara en la ciudad de Buenos Aires Argentina. En su agenda internacional como vocero de la Minga el día 18 de abril debía salir de la ciudad de Buenos Aires, rumbo a la ciudad Cochabamba Bolivia, con el fin de participar en la CONFERENCIA MUNDIAL DE LOS PUEBLOS SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO Y DERECHOS DE LA MADRE TIERRA.

Esta nueva persecución política del Gobierno Colombiano contra FELICIANO VALENCIA, se suma a las sistemáticas amenazas de muerte por su importante labor como dirigente indígena, destacado miembro de la Asociación de Cabildos Indígenas del Cauca y ante todo por su labor en defensa de los derechos del pueblo colombiano y las reiteradas denuncias por las arbitrariedades del gobierno que ha hecho públicas en diversas oportunidades. Como vocero de la Minga de Resistencia Social y Comunitaria FELICIANO enfrento ataques directos del Presidente ALVARO URIBE VÉLEZ. [2]


Sea puesto en libertad de manera inmediata el vocero de la Minga de Resistencia Social y Comunitaria Feliciano Valencia.

Se garantice la integridad del líder Indígena Feliciano Valencia.

Se garantice su presencia como vocero de la Minga de Resistencia Social y Comunitaria en el Laboratorio Internacional Estrategias alternativas al desarrollismo, en Buenos Aires Argentina y en la CONFERENCIA MUNDIAL DE LOS PUEBLOS SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO Y DERECHOS DE LA MADRE TIERRA, en Cochabamba Bolivia.

Solicitamos al organismo de Naciones Unidas, OEA, OIT, de acuerdo a sus mandatos y normas internacionales de protección a los derechos humanos, realice las investigaciones sobre la arbitrariedad de este caso y aplique las sanciones correspondientes.

Solicitamos a la comunidad Internacional exigir al gobierno colombiano el cumplimiento de normas internas e internacionales de respeto a los derechos humanos.

Solicitamos a la comunidad Nacional manifestarse y hacer uso de todos sus medios de difusión para movilizar sus organizaciones y salir en Minga de Resistencia Social y Comunitaria a protestar por la detención injusta del vocero FELICIANO VALENCIA.















Sus pronunciamientos los puede enviar a:

Presidente de la República
Carrera 8 No. 7 -26 Palacio de Nariño Bogotá
Fax. 5662071

Vicepresidente de la República
Carrera 8 No.7-57 Bogotá D.C.

Ministro de la Defensa (E)
Avenida El dorado con carrera 52 CAN Bogotá D.C.

Ministro del Interior y de Justicia
Avenida El dorado con carrera 52 CAN Bogotá D.C.
Fax. 2221874

Fiscal General de la Nación
Diagonal 22B No. 52-01 Bogotá D.C.
Fax. 570 20 00

Defensor del Pueblo
Calle 55 No. 10 – 32 Bogotá D.C.
Fax. 640 04 91

Procurador General de la Nación
Cra. 5 No.15 – 80F Bogotá D.C.


Dirigir copia de sus comunicaciones a: