Sunday, April 5, 2009

Nos callan la radio y persiguen a los comunicadores

Here is a missive written by Emilio Basto Quitombo, the host of Radio Payumat's morning show (when it is on the air - as you may recall, since mid-December, the community radio station has been off the air due to cowardly acts of sabotage against its transmitter), which was posted today on the website of ACIN. It is in Spanish, but we will try to translate it in the coming days.

MAMA

04/05/2009

Fuente: Tejido de Comunicación ACIN

Autor: Emilio Basto Quitumbo

"Me miró bien a la cara y me dijo: venga guardo esta arma para que no te azares. Con una sonrisa les dije que “uno cuando es de morir se cae de un caballo o en algún accidente; allí se queda. Mientras con un arma uno no siente ni el dolor”. El otro decía eso es verdad y el del arma decía: no creas. Yo apenas sonreí." Testimonio de Emilio Basto Quitumbo, miembro del Tejido de Comunicación, después de ser interrogado y reseñado en la URI de Santander de Quilichao, por hacer videoforos en el norte del Cauca.

Como siempre me acostumbro en horas de la mañana, despertar a primera hora y monitorear a los medios masivos, especialmente Caracol radio, en la mañana de hoy se me olvidó escuchar la noticia, me quedé dormido. Cuando me desperté eran más de las 6 de mañana. Me levanté, fui a pegar una buena duchada y salí para el potrero a revisar el ganado. Luego pasé al desayuno y me alisté para salir a trabajar.

Eran las 8 de la mañana cuando entré en la emisora (Radio Pa´yumat en Santander de Quilichao). Estuve hasta las 8: 45 am porque tenía que grabar un programa de nasa yuwe con un profesor, pero el maestro no se hizo presente, y como el Tejido (de Comunicación de la ACIN) se comprometió a acompañar al cabildo de Tacueyó en la socialización del plan de trabajo periodo 2009, entonces, yo asumí mi responsabilidad.

Hoy sábado 4 de abril me tocó a mí este acompañamiento a la comunidad de la vereda El Trapiche resguardo de Tacueyó. Una comunidad muy atenta y contenta por tener a un comunicador por primera vez en su vereda.

Se hizo el trabajo como en todas las veredas anteriores. Cada programa del cabildo expuso su plan de trabajo, luego el Tejido de Comunicación finalizando la primera parte presentó el documental “País de los pueblos sin dueños” que relata la movilización indígena y popular de octubre y noviembre de 2008.

Después de los documentales, sigue el trabajo en comisiones. Yo salí antes de terminar porque me cogía la tarde, pero nunca pensé que me iba coger la noche.

Cuando llegué al parque principal de Santander de Quilichao había un reten de la policía. Me pararon y me pidieron los documentos, que estaban en regla. Me dijeron que abriera la maleta en la que cargaba unos documentales. El patrullero revisó los títulos de los documentales junto con mis documentos. Luego se los llevó al otro patrullero diciendo que eran videos revolucionarios. Este otro patrullero me preguntó que para qué eran esos documentales. Les expliqué y me detuvieron como 15 minutos. El hombre le ordenó a uno de los patrulleros que me llevara hasta la URI (Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía General de la Nación).

Cuando llegué allá, lo primero que me preguntó fue mi nombre, a pesar de que tenía mi cédula en sus manos. Después me preguntó qué hacía. Respondí: soy comunicador, trabajo en el Tejido de Comunicación de la ACIN en el área de radio y les expliqué qué es el Tejido; las áreas y todo lo que hacemos. Me exigió que explicara sobre los videos. Lo hice. Me dijo que si sabía bien de las imágenes que tenía el video que tenía en sus manos (País de los pueblos: sin dueños). Le respondí que sí, que en la primera parte está el atropello de la Fuerza Pública en La María Piendamó, luego el debate programado con el Presidente Uribe en el CAM (Centro Administrativo Municipal de Cali), al que no se hizo presente el Presidente sino en horas de la tarde cuando ya no estaba la gente, luego se muestra el debate público en La María Piendamó y cierra con la llegada a Bogotá de la movilización en su recorrido desde el Cauca.

Les dije que eran materiales que servían para mostrar la realidad que otros medios no muestran. Mostrar la verdad para que las comunidades vean, analicen y reflexionen de cómo nos matan. Son materiales pedagógicos que se utilizan en las escuelas con los jóvenes y adultos.

Escuchando mi respuesta me dijo que entonces yo era el que motivaba a la gente para salir a tirar piedras y a protestar. Les respondí: por ejemplo, está la masacre de El Nilo cometida en el año 91 (20 indígenas son asesinados por la fuerza pública con paramilitares) donde el gobierno se comprometió a entregar 15.650 hectáreas y reparar a las familias afectadas 18 años después, no acaba de hacerlo. Haga la cuenta usted: ¿cuántos años han pasado y el gobierno no ha cumplido? En casos como este yo no tengo la necesidad de decir que salgan a protestar, más bien a exigir nuestros derechos.

Me preguntó: ¿cuando me dices que están matando a qué te refieres? Le respondí: matar no es únicamente a través de las armas. Hay constantes enfrentamientos dentro de nuestros territorios, y para poder salvar sus vidas la gente deja su tierra y salen a las ciudades. Eso quiere decir que hay desplazamiento que trae hambre en la familia, porque los desplazados no tienen qué comer mientras en su tierra, así no tengan plata, tienen comida. ¿Eso no es matar?

Me dijo que contara realmente el objetivo de mostrar el video. Es mostrar la realidad de la situación que estamos viviendo, le expliqué, por ejemplo está el TLC que el gobierno está tratando de meter por todos los lados diciendo a la gente que eso está para el desarrollo del pueblo. Cómo va a ser cierto si los países desarrollados traen todo de sus industrias y de su producción en masa, mientras nosotros con nuestros tejidos, ¿cómo vamos poder competir?
¿Por qué dices que el gobierno está azotándolos? Yo creo que usted mismo se da cuenta. En los otros Departamentos hay cultivos de la palma aceitera o de caucho dentro de los territorios pobres. Engañan a los propietarios. A unos les pagan unos cuantos pesitos, los ponen a trabajar a ellos mismos por unos cuantos pesitos y los esclavizan. ¿Eso no es azote?

Después me preguntó que si estaba vendiendo los videos. Por ley venderlos es un delito que lleva cárcel cuando no se pagan impuestos. El otro señor que estaba al frente nombró a SAYCO y ACINPRO (entidades que defienden derechos de autor de músicos y compositores) y habló de leyes. Les dije que en realidad no era igual a vender ya que el material se distribuye a los cabildos que aportan plata como donación al Tejido para la formación del proceso. El otro patrullero me decía si es así, ¿por qué tienes tantas copias? Respondí: si en la zona norte son 18 cabildos serían esa cantidad de copias. Si me tocara distribuir para la regional serían 180 copias, porque son 180 cabildos. Yo no veo ningún delito en esta distribución. Me insistió que sí era delito porque no tenía ni la autorización del cabildo, lo cual es falso. Alguien puede comprar y reproducir para la venta, insistió. Eso es un delito grave.

Me dijo que nosotros (los de comunicación) éramos los que promocionábamos la revolución, los que dábamos las instrucciones con los documentales. Le dije que en ocasiones eran los mismos cabildos que le explicaban a la gente de qué se tratan los documentales y además se muestran distintos videos según el tema que se trate, de interés para las comunidades, puede ser sobre TLC, código de minas u otros, depende del tema. Además se discute lo que decida la comunidad por que los cabildos son representantes pero la comunidad es la que decide. Por eso cuando me dice que somos los que promovemos las protestas, no es cierto, no somos nosotros, no es ni siquiera el cabildo como autoridad. Es la comunidad la que decide por cuenta propia.

En la oficina de la URI, había 5 personas. Tres de civil y dos uniformados que también metían su cucharada. El que más me preguntó fue el que estaba de civil. Había un revólver sobre su escritorio. Me miró bien a la cara y me dijo: venga guardo esta arma para que no te azares. Con una sonrisa les dije que “uno cuando es de morir se cae de un caballo o en algún accidente; allí se queda. Mientras con un arma uno no siente ni el dolor”. El otro decía eso es verdad y el del arma decía: no creas. Yo apenas sonreí.

Después de tantas preguntas tras preguntas me pidieron la dirección de mi residencia, el nombre de mi mamá e insistentemente el nombre de mi papá. Mi papa partió hace muchos años de este mundo, cosa que nunca en mi vida he nombrado, porque toda vez que me acuerdo de mi padre se me vienen las lagrimas. Pero que estos HP me lo hicieron nombrar y quedó escrito en el sistema como si estuviera vivo para ir a declarar la culpa de su hijo. Esto me dolió mucho.

Esta mañana sentí la seña en mi vista derecha e izquierda y sobre la galleta de la rodilla derecha. Creo que era parte de lo que sucedió. Digo parte, porque no sé qué más me irá a pasar después de que metieran al sistema todos los datos: cogieron mis huellas y las cantidades de fotografías tomadas a mi cedulada. No sé el camarógrafo que más fotografías tomaría dentro de su oficina y no sé cual será el fin con las fotos que tomó. Lo único que sé es que no es por los documentales que me interrogaron, retuvieron y reseñaron. Porque ahí no hay nada que involucre a la organización. Al contrario, muestran la verdad para construir un nuevo país. País que queremos construir a través de los 5 puntos que camina la Minga Social Comunitaria. Por eso es una persecución contra el Tejido (de Comunicación y relaciones externas para la verdad y la vida) y contra el proceso (indígena), como siempre lo han hecho.

Finalmente se quedaron con 5 documentales y me despacharon a las 7:00 de la noche. El otro agente, después de todo muy amable, me dio hasta la mano para despedirse y me dijo que colaborara con información. Me miró en mi cara y habló de casos como violación sexual y puso el ejemplo del Cabildo Nasa Kiwe Teksxaw donde el Cabildo castigó a unos ladrones pero, según él, siguen cometiendo delitos. (En la zona Norte del Cauca, al igual que en el resto del país, se viene desarrollando un proceso de “limpieza social” que consiste en el asesinato impune de delincuentes, drogadictos, indigentes y líderes sociales. Hace poco tiempo, en Santander de Quilichao fueron asesinadas más de30 personas en el lapso de dos semanas).

Emilio Basto Quitumbo
Santander de Quilichao, Cauca, Colombia
Tejido de Comunicación y Relaciones Externas
para la Verdad y la Vida
Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca.
Abril 4 de 2009, al salir de la URI de la Fiscalía.


No comments: